ANTROPOLOGIA TEATRAL “EL ACTOR-CREADOR"

Entrenamiento físico para actores
Antropología Teatral
Primera Parte

Desde hace varios años he venido investigando sobre la presencia física del actor en el escenario, su relación con los demás actores y la modificación producida en el público. Esto me llevó a trabajar con diversas formas de entrenamiento corporal, desde mis comienzos en Rosario, (Argentina) trabajando el entrenamiento deportivo aplicado al teatro, el entrenamiento con palos, buscando la atención-reacción-acción del actor, como en Sevilla, trabajando con la compañía Atalaya y su director Ricardo Iniesta, mediante un entrenamiento físico basado en un sistema creado por Jerzy Grotowsky para entrenar a sus actores y otros ejercicios complementarios para buscar la pre-expresividad en el actor. Ello me llevó a organizar todo este material combinándolo y de esta forma logré encontrar un sistema de entrenamiento programado y preciso. Este entrenamiento pretende darle al actor la fuerza y energía necesaria para “resistir” al máximo su interpretación en escena utilizando, controlando y dosificando la energía, factores fundamentales para que el espectador mantenga siempre su atención sobre lo que ocurre en escena.

Objetivos:
El objetivo fundamental de este taller es, en base a un entrenamiento físico programado, conseguir durante la hora y media que dura un espectáculo, la mayor resistencia y despliegue de energía, elementos indispensables para una actuación orgánica y precisa. Trabajar cada articulación de nuestro cuerpo de forma individual y general, explorando las posibilidades de movimiento que nuestro cuerpo puede dar. Equilibrar la energía en el grupo de actores. Incrementar la resistencia física mediante el control y la dosificación de la energía.

Contenidos: Breve reseña del contenido del taller. Ejercicios sobre las diversas formas y posibilidades de contacto de nuestros pies con la “tierra”. Exploración de todas las articulaciones de nuestro cuerpo, sus posibilidades de movimiento, los distintos tipos de energía, el sentido musical y la duración en el espacio. Ejercicios de plasticidad, trabajando independientemente manos, ojos, tronco, cabeza, torso, piernas, etc. Combinación de los elementos antes señalados hasta llegar a la base misma del entrenamiento. Repetición y observación.

El Actor Creador
Antropología Teatral
Segunda Parte

En la cultura hindú, entre dos notas del piano existe la posibilidad de que haya muchas otras notas más. Esto nos puede ayudar con las acciones. Entre dos acciones, si pensamos que puede haber otras, se enriquecerá nuestro diseño en la forma o en el contenido. La acción del actor es real si está disciplinada por una partitura. El término “partitura” indica coherencia orgánica. Ahora bien, la riqueza de una partitura, aunque tenga más que ver con su transformación posterior, depende de para que me sirve. Podemos y debemos utilizarla en nuestro entrenamiento diario. Son un vehículo imprescindible en la búsqueda de materiales en si mismas y como soporte del personaje ya creado. Si pensamos en la partitura musical de un instrumento, vemos que es el soporte técnico en que se basa un músico para llevar a cabo determinada pieza. Si un bailarín no supiera cuales son los pasos que va a realizar no podría dar rienda suelta a sus emociones. Sólo a través de la técnica esto ocurre. Para un actor debería ser lo mismo. Las partituras son un pilar importante de la técnica del actor.

Objetivos: Dar a conocer nuevas herramientas para la elaboración de propuestas escénicas. Encontrar la organicidad y la energía en la acción física partiendo de estímulos de diversas índoles. Crear imágenes interiores en la mente y en la actividad física del actor para generar emociones. Perfeccionar el ritmo y el movimiento escénico a partir de la observación de nuestra propia acción. Aportar al director tanto material escénico como nuestra imaginación pueda crear.

Contenidos: 1- Distintas maneras de buscar nuestra propia partitura física de acciones. 2- La partitura: Aprender a vivir según la precisión del diseño. Forma general de la acción, su desarrollo a grandes trazos (inicio, culminación, desarrollo, conclusión). Precisión en los detalles fijados: definición exacta de los segmentos y sus desarrollos (sats, cambios de dirección, distintas calidades de la energía, variaciones en la velocidad). El ritmo, velocidad intensidad que regulan el tempo. El sentido musical de cada segmento. La orquestación de las relaciones entre diversas partes del cuerpo (manos, pies, brazos, ojos, voz, expresión). 3-La incorporación de materiales ajenos: El objeto poético y el texto. El enfrentamiento con el otro. 4-La propuesta: La búsqueda coherente: atmósfera y sentimientos individuales hacia un esfuerzo común: la obra artística. 5- Dramaturgia de la propuesta.